Alimentación para embarazadas

Cuando una mujer está embarazada, su cuerpo sufre cambios que hacen necesario que su alimentación cambie, debido a que los requerimientos nutricionales se ven aumentados. Y es que ahora no solo se está alimentando a sí misma, sino también al bebé que está por nacer. Una buena nutrición, durante el embarazo, es el factor clave para la formación de tejidos maternos, mover la masa corporal adicional, además de para el crecimiento y desarrollo del feto. Debido a la importancia de una buena nutrición gestacional, aquí te proporcionamos algunos consejos para tener una buena alimentación para embarazadas.

¿Qué significa llevar una dieta sana durante el embarazo?

Una dieta saludable, durante la etapa de gestación contribuirá a que la madre y el feto bebé obtengan los nutrientes que necesitan para mantenerse saludables. Por lo anterior, la alimentación de la embarazada debe estar conformada por la cantidad adecuada de energía, y de nutrientes como: grasas, carbohidratos, proteínas, vitaminas y minerales, para lo cual debe consumir alimentos variados como verduras, carnes, leche, huevos, legumbres, cereales, entre otros.

dieta durante el embarazo

Nutrientes necesarios durante el embarazo y dónde encontrarlos

Durante el embarazo se deben consumir una serie de alimentos que garanticen el buen desarrollo del bebé. Estos son algunos de los nutrientes esenciales:

Proteínas

Las proteínas son necesarias para el crecimiento de las células y la producción de sangre. Se encuentran en alimentos de origen animal como la leche y huevo, carnes de diferentes animales; y en alimentos de origen vegetal como: menestras y frutos secos.

Carbohidratos

Los carbohidratos se necesitan para la producción de energía. Una fuente rica en carbohidratos son los cereales y las menestras que además aportan otras vitaminas y minerales que también son necesarios durante la etapa de gestación. Otros alimentos como los tubérculos (por ejemplo: yuca, mashua, yacón) y la maca, son una alta fuente de carbohidrato.

Calcio

Durante el embarazo se aconseja un incremento del consumo de calcio, el cual puede ser obtenido de forma natural en lácteos como: la leche, quesos, mantequillas, yogures, etc. Pero también de ser necesario y recomendado por un especialista, se puede optar por el uso de suplementos. Según la OMS, la deficiencia de calcio durante el embarazo aumenta el riesgo de preeclampsia.

Hierro

El hierro es indispensable para prevenir la anemia tanto en la embarazada como en el bebé al nacer. Además, el hierro es necesario para que la mujer pueda transportar, a través de la sangre los nutrientes que el bebé necesita, hacia la placenta. El hierro puede ser obtenido por la embarazada a través de fuentes alimentarias como la sangrecita, vísceras, carnes rojas, entre otras menestras y verduras verdes, de ser necesario se puede optar por la suplementación.

Ácido fólico

Al igual que el hierro esta es una suplementación que suele darse a embarazadas, debido a su importancia en el desarrollo del feto. Este es necesario para la formación del sistema nervioso por lo que puede prevenir defectos en la columna vertebral del feto. El ácido fólico puede conseguirse de alimentos como verduras verdes, hígado, legumbres y frutos secos.

Otros nutrientes que también son necesarios durante el embarazo son, la vitamina A, C, B6, B12, D y grasas. En definitiva, todos los nutrientes son importantes en esta etapa, sin embargo, se ha mencionado los nutrientes que tienen mayor importancia, es importante mantener una alimentación balanceada y una buena hidratación.

Si te interesó el tema de la alimentación para embarazadas entonces sería genial que lo compartas con tu familia, amigas y también en tus redes sociales.

Fuentes:

Compartir:

Comentarios

Artículos relacionados

Suscríbete a
nuestro boletín
para novedades

Déjanos tus datos para suscribirte y recibe notificaciones de nuestras publicaciones.