Arroz con leche y frutos secos

En el Perú la riqueza gastronómica es impresionante. De hecho, la culinaria local es una de las favoritas del mundo y es que no solo contamos con variedad de platos de fondo, sopas y entradas deliciosas, sino también postres que nadie se niega a probar. Uno de los postres más emblemáticos es el arroz con leche, y aunque hay más de una forma de prepararlo, hoy te contamos cómo hacer un arroz con leche y frutos secos.

Ingredientes

Para preparar este postre peruano será necesario que tengas:

  • Dos tazas de leche Gloria.
  • Tres tazas de agua.
  • 1 taza de arroz blanco (también puedes hacerlo con arroz integral, aunque tardará más la cocción).
  • 1 taza de azúcar (puede ser un poco más según el gusto). También podrías reemplazar una parte del azúcar por miel.
  • 5 rajitas de canela.
  • Frutos secos pelados (almendras, avellanas, nueves).
  • Canela en polvo para espolvorear al final.

Preparación

  • Comienza remojando el arroz por al menos 45 minutos antes de ponerlo a cocinar. A más tiempo mejor.
  • Luego de remojar el arroz escúrrelo bien y colócalo a hervir en las tres tazas de agua junto con la canela. Evita tapar la olla ya que no queremos que el arroz se seque. Debe quedar blando. No olvides revolver constantemente para que no se pegue en el fondo. Lo ideal es que se cocine a fuego bajo entre 20 minutos a media hora.
  • Cuando el arroz ya esté blando agrega la leche. Te recomendamos que antes de agregar la leche disuelvas el azúcar en ella para que sea más fácil la integración. En este punto también puedes agregar los frutos secos.
  • Una vez agregada la leche no descuides la olla de la preparación, ya que deberás remover constantemente hasta que adopte un punto cremoso. Esto sucederá aproximadamente entre 15 a 20 minutos después. Recuerda que todo debe cocinarse a fuego bajo.
  • Luego de pasado este tiempo puedes servir el arroz con leche en dulceras y espolvorear canela en polvo por encima. ¡Este postre es rico tanto recién salido de la olla como frío! Así que también puedes guardarlo en el refrigerador, cuando enfríe, para comerlo más tarde o al día siguiente.

Haz clic en recetas nutritivas para conocer cómo preparar más platos deliciosos y nutritivos.

Compartir:

Comentarios

Artículos relacionados

Suscríbete a
nuestro boletín
para novedades

Déjanos tus datos para suscribirte y recibe notificaciones de nuestras publicaciones.