Aunque no ocurre en todos los casos, es importante saber que en esta etapa se pueden presentar casos de alergias alimentarias: una respuesta exagerada del sistema inmunológico ante el consumo de algún alimento en particular que se manifiesta mediante dermatitis (ronchas), vómito, diarrea y rinitis.

Entre los alimentos más comunes causantes de alergias alimentarias se encuentran el pescado, los cereales, el huevo y la leche que suelen manifestar síntomas antes del primer año del niño.  Por suerte, se sabe el que el 95% de los niños alérgicos a la proteína de la leche de vaca, superan esta alergia cuando cumplen los cuatro años, algo similar ocurre con la tolerancia a las proteínas del huevo que se logra controlar en los primeros años. Sin embargo, es poco probable que se superen las alergias al pescado, cereales como el trigo, el maní o los mariscos, por lo que sus reacciones alérgicas se mantendrán hasta la vida adulta.

Llevar un pequeño diario de los alimentos que ingiere tu bebé, las cantidades y frecuencias de consumo, así como los síntomas que manifiesta, ayudará mucho para saber qué alimento le podría estar causando malestares. Esto será de gran ayuda para tu pediatra y nutricionista quienes te ayudarán a descartar una posible alergia alimentaria y reemplazar los alimentos alérgenos por otros de igual valor nutritivo.

 

Fuentes:

  • MINSA. Alimentación complementaria. Lima; 2001.
  • Plaza Martín AM. Alergia a proteínas de leche de vaca. Protoc Diagn Ter Pediatr. 2013; 1:51-61.

Compartir:

Comentarios

Artículos relacionados

Suscríbete a
nuestro boletín
para novedades

Déjanos tus datos para suscribirte y recibe notificaciones de nuestras publicaciones.