Existen muchos mitos y exageraciones alrededor de los lácteos, especialmente en lo referido a la leche. Uno muy famoso es el consumo de lácteos. ¿Por qué existe esta vinculación de los lácteos para prevenir el sobrepeso? En el presente artículo vamos desmitificar con argumentos científicos de estudios, investigaciones, la OMS, centros especializados y expertos en nutrición.

Lácteos y sobrepeso: un poco de contexto

En el panorama mundial, según datos de la Organización Mundial de la Salud, el problema del sobrepeso y la obesidad es una de las patologías más preocupantes por su crecimiento significativo en los últimos años y por ser una de las principales causantes de muertes en la línea de enfermedades no transmisibles (ENT).

Solo en el Perú, afirma la Organización Panamericana de la Salud, más del 50% de la carga de enfermedades están asociadas a las ENT, ya que esta patología afecta a diferentes grupos de edad y representan un grupo heterogéneo de dolencias[1].

Prevenir El Sobrepeso

A nivel general, las cifras son alarmantes en el mundo. Según uno de los últimos reportes de la OMS, más de 1900 millones adultos de la población mundial tienen sobrepeso, de los cuales, más de 650 millones son obesos[2].

De la misma forma, la OMS señala que entre 1975 y 2016, la prevalencia de estas patologías en el mundo se ha triplicado. Y causa mucha más preocupación, al analizar los índices dentro del espectro infantil, ya que se indica que más de 340 millones de niños y adolescentes (de 5 a 19 años) presentan cuadros de sobrepeso y obesidad en todo el mundo.

Estas estadísticas, en definitiva, crean preocupación en hogares y grupos sociales que, sin embargo, al estar ajenos a información de primera mano, especulan alrededor de los sistemas nutricionales e intentan combatir esta afectación mundial desde su propia óptica,  sin ser guiados por especialistas de la salud.

De ahí que muchas personas y familias postulen ideas equivocadas o poco sustentadas alrededor de varios productos nutricionales. En los últimos años, por ejemplo, los lácteos han sido satanizados pese a su alto valor proteico, y, con nula base científica, se los han acusado de ser causantes de sobrepeso y obesidad. ¿Pero esto es cierto? Al parecer, no.

Lácteos para prevenir el sobrepeso: ¿El consumo de leche, yogures y derivados afecta al peso saludable?

Como se sabe, la leche es un alimento básico en la alimentación humana en todas las etapas de la vida. Sus derivados como el yogurt, el queso, la leche cuajada han permitido un acceso generalizado a su consumo, lo que ha contribuido a mejorar notablemente los niveles de salud, en comparación de algunas regiones donde su consumo es casi nulo o de baja producción, como por ejemplo el África.

Fabrica Leche Final

Según el Documento de Consenso: importancia nutricional y metabólica de la leche, los beneficios de la leche y sus derivados “no se limitan exclusivamente a su valor nutricional, sino que se extienden más allá y constituyen un factor de prevención en determinadas patologías afluentes como son la enfermedad cardiovascular, algunos tipos de cáncer, la hipertensión arterial o en patología ósea o dental. Además, puede contribuir también en la lucha frente al sobrepeso y la obesidad”[3].

Importante información esta última frase del abstract del documento, ya que desmitifica cierta idea equivocada en cuanto a la relación de los lácteos y las ENT.

Para los especialistas que redactaron la investigación, varios estudios experimentales y epidemiológicos han demostrado que “la ingesta diaria de calcio proveniente de los productos lácteos bajos en grasa es eficaz en la pérdida de peso, y que el metabolismo del calcio y, a lo mejor, de otros componentes de los productos lácteos, puede contribuir al balance de energía y por ello jugar un papel en el control del peso”.

En términos científicos y nutricionales del Documento de Consenso: importancia nutricional y metabólica de la leche, un incremento del calcio (a través de productos lácteos) en la dieta, ingiriendo unos 1000 mg/día supone una disminución de concentración de 1,25 (OH)2D con la consecuente disminución del calcio del adipocito, lo que reduciría la lipogénesis y aumentaría la lipolisis.

Lacteos Diversos Final

Por otra parte, el documento cita un estudio como el NHANES III, el cual demostró que las personas cuya ingesta de calcio estaba en los cuartiles superiores tienen un 85% menos de riesgo de desarrollar obesidad en comparación con el cuartil de menor consumo.

Asimismo, se relacionó que las personas que consumen lácteos (leche, yogurt y otros derivados) dentro de un régimen alimenticio controlado, tienden a una mayor pérdida de peso corporal, de tejido adiposo y de disminución de grasa en la región abdominal.

Así, unas de las conclusiones de la investigación describe que “Actualmente el consumo regular de leche en niños y adolescentes, representa una de las mejores medidas de lucha para la prevención de la obesidad y sobrepeso infantil y juvenil”.

Lácteos y sobrepeso: otras fuentes científicas para prevenir el sobrepeso

Apoyando la tesis del Documento de Consenso: importancia nutricional y metabólica de la leche, otras investigaciones e informes han tenido la misma conclusión. Es el caso de la investigación presentada en el Congreso Europeo de Obesidad, en donde se concluye que la leche y otros productos derivados no impulsan el desarrollo de obesidad y sobrepeso infantil.

El estudio afirmó que “no existen razones mecanicistas subyacentes” para apoyar la teoría de que la leche y los productos lácteos promuevan el aumento de peso[4]. El director de esta investigación, Anestis Dougkas, apostilla que los padres deberían aliviar cualquier precaución sobre limitar el consumo de leche y sus derivados con sus hijos, bajo el argumento de que podría promover la obesidad.

Nina Con Leche Final

Luego de repasar todas estas fuentes y estudios, cabe destacar que es recomendable que todas las instituciones y profesionales implicados en la promoción y prevención de la salud, fomenten el consumo de calcio y desmitifiquen, de forma coordinada y sistemática, la idea de que los lácteos contribuyen al sobrepeso y la obesidad, lo cual, como se ha demostrado, no tiene sustento científico.

¡Si te gustó este artículo, compártelo en tus redes sociales! También puedes dejar tu comentario en nuestro post y dar tu opinión altura y sustentada del tema ¡La idea es que lleguemos a más personas para educarlas y darles información de primer orden!

Escucha sobre este y otros temas en nuestro podcast

 

[1] Fuente: Organización Panamericana de la Salud sobre ENT en Perú, 2019:

https://iris.paho.org/handle/10665.2/51752

[2] Fuente: Organización Mundial de la Salud. 2020. Índices de sobrepeso y obesidad en el mundo:

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/obesity-and-overweight

[3] Fuente: Documento de Consenso: importancia nutricional y metabólica de la leche. Madrid, España.

http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v31n1/09revision09.pdf

[4] Fuente: Estudio presentado en Congreso Europeo de Obesidad “El papel de la leche y los productos lácteos en el desarrollo de la obesidad y enfermedades cardiometabólicas”. 2020:

https://link.springer.com/referenceworkentry/10.1007%2F978-3-030-14504-0_163

Compartir:

Comentarios

Artículos relacionados

Suscríbete a
nuestro boletín
para novedades

Déjanos tus datos para suscribirte y recibe notificaciones de nuestras publicaciones.