Mitos nutricionales

Existen muchos mitos que giran alrededor de la comida, por ejemplo, uno de los más populares es el que dice que el tomar agua, mientras estás comiendo hará que engordes. Pero qué tan cierto son estos mitos nutricionales. Aquí te contamos si este es verdad o mentira.

¿Qué dice el mito nutricional?

El mito de beber agua al comer dice que, si se bebe agua mientras se está comiendo se tenderá a engordar porque esta ocasionaría que se retengan líquidos.

Este no fue el único de los mitos nutricionales que circuló alrededor del agua, su consumo y su relación con engordar. De hecho, había personas que decían que no bebían agua con ciertos alimentos, porque esto hacía que el valor calórico de aquellos aumentara.

mitos nutricionales

¿Pero es cierto que el agua engorda?

Si hablamos propiamente del agua, es decir sin ningún componente adicional, como fruta o edulcorante, podemos decir que no, el agua no engorda. Y esto sucede porque el agua pura no aporta ninguna caloría. El agua es esencial en la nutrición del ser humano ya que cumple la función de hidratación, regulación de la temperatura corporal, transporta nutrientes y oxígeno a las células, ayuda a la prevención del estreñimiento, mantiene hidratada las mucosas corporales. Además, es necesaria dentro de la alimentación saludable de cualquier persona (o ser vivo).

Respecto a lo que dice el mito, sobre la retención de líquidos, esto tampoco es cierto. Los riñones son los órganos encargados de eliminar el líquido que tomamos a través de la orina. De hecho, este padecimiento, también conocido como edema, se puede producir como consecuencia de alguna enfermedad renal, hepáticos, problemas cardiacos, o medicamentos.

En relación con el agua y el consumo de ciertos alimentos, tampoco hay verdad en este rumor. Y es que el agua no es capaz de aumentar el valor calórico de ninguna comida. En realidad, lo que puede hacer el agua, respecto a la comida, es que, si la bebemos, antes de comer cualquier alimento, esta puede saciar ligeramente el hambre, porque lo que, al comer, ingeriremos menos calorías. Así que, en ese sentido, tomar agua antes de las comidas podría ser una estrategia para personas que desean disminuir la cantidad de alimento, en planes nutricionales para personas que desean disminuir su peso

Entonces ¿puedo o no beber agua con las comidas?

Beber agua con las comidas no es malo. De hecho, puede hacerse antes, durante o después de comer. Lo ideal es que el consumo de agua sea de aproximadamente 6 a 8 vasos al día,  aunque esto va a depender de diferentes factores, por ejemplo, la actividad física que se practique durante la jornada.

Del mismo modo, considera que los líquidos que necesitas en el día son cubiertos en parte por el agua contenida en los alimentos, como por ejemplo de los jugos naturales, de la leche, las  frutas y las verduras.

Hay muchos mitos nutricionales que giran alrededor de la alimentación. Y es importante que aprendamos a diferenciar estos de las verdades para que, por error, no terminemos alimentándonos mal. Por ejemplo, sería un error creer en el mito de que el consumo de leche sea solo para niños, de hecho, el hombre, es una de las pocas especies que puede seguir consumiéndola, incluso siendo un adulto o un adulto mayor.

Fuentes:

Compartir:

Comentarios

Artículos relacionados

Suscríbete a
nuestro boletín
para novedades

Déjanos tus datos para suscribirte y recibe notificaciones de nuestras publicaciones.