Lácteos

La leche, el yogurt y los quesos bajos en grasa o semidescremados serán un gran aliado para combatir la gastritis, ya que sus nutrientes tienen la propiedad de neutralizar el ácido gástrico y proteger las paredes del estómago.

Carnes, aves y pescado

Estos alimentos son bien tolerados siempre y cuando elijas las opciones sin grasa: carne de pavita, pollo sin piel o pescado blanco. Se recomienda consumirlos en guisos, estofados, a la plancha o al vapor.

Verduras

Te recomendamos consumir las verduras cocidas y evitar aquellas que causen gases y flatulencias como: la col, la coliflor, la alcachofa y el pimentón.

Cereales

Puedes consumir avena, arroz, pan blanco, sémola, fideos. La incorporación de cereales integrales será gradual y en función a la tolerancia de tu organismo. Evita las galletas rellenas, tostadas, y productos azucarados.

Frutas

Todo dependerá de cómo responde tu organismo a la fruta que ingieras: puedes empezar comiendo frutas cocidas, ya sea en compotas o mazamorras; frutas crudas y sin cáscara o, simplemente,  la fruta entera. Evita las frutas ácidas y aquellas que contienen semillas muy pequeñas como las fresas o el kiwi.

No permitidos

Evita o disminuye el consumo de productos de pastelería, chocolate, helados, condimentos, sazonadores, caldos concentrados, ají, café, cocoa, té, bebidas gasificadas y alcohol que inflaman e irritan más la mucosa gástrica.

 

Si somos disciplinados en nuestra alimentación, los síntomas de la gastritis irán disminuyendo poco a poco, y junto al tratamiento médico conseguiremos erradicar esta enfermedad en pocas semanas. No olvides visitar a tu nutricionista.

 

Fuentes:

  • Lutz C, Przytulski K. Nutrición y Dietoterapia. 5ta edición. México: Mc Graw Hill; 2011.
  • Mahan L, Escott-Stump S, Raymond J. Krause Dietoterapia.13° edición. Barcelona: Elsevier; 2013.

Compartir:

Comentarios

Artículos relacionados

Suscríbete a
nuestro boletín
para novedades