Avena

Contiene beta glucanos, un tipo de fibra que actúa como una esponja que absorbe los depósitos de grasa presente en nuestros vasos sanguíneos. Por ello, el consumo diario de este cereal favorece significativamente la reducción de los niveles de colesterol.

Cebada

Al igual que la avena, la cebada también posee betaglucanos que atrapan la grasa de nuestro organismo y la elimina mediante las heces. Puedes acompañarla de piña y canela para un mejor sabor.

Piña

Es una fruta altamente depurativa, que te ayudará a eliminar líquidos retenidos en el cuerpo favoreciendo la reducción de peso. Además, gracias a su contenido de fibra tiene un importante efecto en la eliminación de los depósitos de grasa de tu organismo.  

Aceite de Oliva

Contiene ácidos grasos que ayudan a reducir los niveles de colesterol LDL (malo) en la sangre y aumentar los niveles de colesterol HDL (bueno). Además, nos ayuda eliminar toxinas y protege nuestro corazón al reducir la presión sanguínea.

Pescado

Los ácidos grasos omega-3 contenidos en el pescado tienen un efecto reductor del colesterol LDL (malo) y los triglicéridos. Elige los de pulpa oscura como la anchoveta, el bonito, el jurel o el salmón.

 

Consume estos alimentos y reduce tus niveles de colesterol. Y no olvides de acompañar una rutina de ejercicios a tu dieta. ¡Tu corazón te lo agradecerá!

 

Fuente:

  • Glaser D, Hilberg T. The influence of bromelain on platelet count and platelet activity in vitro. Platelets, February. 2006; 17(1): 37–41
  • Othman RA1, Moghadasian MH, Jones PJ.  Cholesterol-lowering effects of oat β-glucan.  Nutr Rev. 2011 Jun;69(6):299-309

Compartir:

Comentarios

Artículos relacionados

Suscríbete a
nuestro boletín
para novedades